Bienvenidos en la 'Domkerk' de Utrecht

Horas de apertura

De abril a noviembre
Lunes a viernes de 10:00 a 17:00
Sábados de 10:00 a 15:15
Domingos de 12:30 a 17:00

De noviembre a abril 
Lunes a viernes de 11:00 a 16:00
Sábados de 11:00 a 15:15
Domingos de 12:30 a 16:00

Informaciones generales

Dirección

Domplein, Utrecht

Entrada

El acceso no es pagado, pero se ruega una contribución para asegurar la subsistencia de la iglesia.

Les invitamos también a participar en los cultos

Domingos y festivos 10:30: culto
Domingos y miércoles 19:00: oficio de la tarde
Lunes, miércoles y viernes 12:30: oficio de mediodía
Lunes 7:00: oficio matutino

Música

Cada sábado a 15:30 hay un concierto ejecutado sea por los cantores de la Domkerk sea por el organista.

Night of Light

Cada tercero sábado del mes la iglesia se abre de noche a las 20:15. La iglesia está iluminada con candelas y se acogen en un ambiente de reflexión los visitantes que quieran disfrutar del silencio para reflexionar o para rezar.

DomCafé y DomShop

En el DomCafé se puede tomar bebidas calientes, dulces, sopas y bocadillos. El lugar ofrece una vista encantadora al jardín medieval entre la Domkerk y la Academia (Universidad).
En la DomShop se venden postales, artículos religiosos, libros y regalos exclusivos.

Visitas acompañadas

La Domkerk se visita libremente, pero también es posible reservar una visita acompañada con guía. Las informaciones y condiciones se consiguen escribiendo un mensaje a info@domkerk.nl. Se acogen también los grupos escolares y para ellos se puede hacer un programa apropiado a sus preferencias.
Se ruega anunciar de antemano las visitas con grupos (info@domkerk.nl)

Una parroquia activa

En la Domkerk reside la parroquia Citypastoraat, una parroquia protestante y ecuménica que, siguiendo el ejemplo de San Martín, cuida de la gente necesitada. Se dedica a la liturgia y la música religiosa y refleja la cultura ambiente de la ciudad.

Historia

Campamento romano, iglesia dedicada a San Martín, un huracán devastador: la Domkerk conoce una historia fascinante que retrocede al inicio de la era cristiana.

Romanos, francos y frisones
En el sitio de la actual Domkerk, se hallaba un campamento romano, un ‘castellum’ nominado Trajectum. Ese campamento fue construido por los romanos en el primer siglo. Después de la caída del imperio romano los francos se establecieron en este lugar. Construyeron pequeñas iglesias que los frisones y normandos volvían a derribar. Pero los francos perseveraron en construir nuevas iglesias.
El capitán romano, Martín, que había compartido su capa roja con un mendicante, tenía mucha fama entre los francos. Ellos trajeron la leyenda de su vida a Utrecht. El misionario Wilibrord que se estableció en la cuidad a finales del siglo VII, dedicó una de las iglesias a San Martín que así fue el santo patrón de la ciudad.

Una iglesia de piedra y un huracán
En el siglo XI la Domkerk se convirtió en una iglesia en estilo románico y unos 200 años más tarde en una catedral gótica. Esta catedral gótica persiste parcialmente hasta hoy. La construcción duró 266 años y se paró en 1579 por falta de dinero. En el año 1579 en la sala del cabildo se firmó la Unión de Utrecht.
En el año 1674 un gran huracán derribó el techo de la nave de la iglesia. El coro y la torre subsistían. La nave nunca fue reconstruida, por eso hoy solo subsiste la mitad de la iglesia.

En manos de protestantes
Hasta la Reformación la Domkerk fue una iglesia canónica y la más importante de la diócesis de Utrecht. Esta cubrió enteramente los Países Bajos actuales. En 1580 los protestantes se acapararon de la iglesia. Muchos de los adornos católicos fueron quitados. La iglesia obtuve una apariencia más austera. Sin embargo, hay muchas obras de arte que siguen en la iglesia hasta hoy.

Obras de arte en la iglesia
Diferentes tumbas y pinturas son originarias del Medioevo católico. Algunas volvieron a aparecer en la gran restauración de los años 20 del siglo anterior. También hay muchos vestigios de la época del Renacimiento y del Baroco que llaman la atención. Además, hoy en día hay exposiciones de artistas más o menos reputados en la iglesia.